Artículo 1 de 3

Indice Metabólico y Modo Almacenagrasa: La Verdad Acerca del Efecto YoYo


Si prefieres escuchar, acá tienes el artículo en versión audio:


¿Tu cuerpo actualmente se deshace con facilidad de la grasa en exceso?

¿O, por el contrario, tiene una tendencia muy fuerte a almacenar hasta el último gramo de comida que ingieres?

¿Sabes exactamente en qué nivel se encuentra la capacidad natural de tu cuerpo de quemar grasa?

Que puedas mantenerte en tu peso saludable sin mayor esfuerzo, o que absolutamente todo te engorde, dependerá de tu Indice Metabólico.

El Indice Metabólico representa la eficiencia global de los sistemas energéticos de tu cuerpo.

Cuando se mide en ayunas, es lo que llamamos el metabolismo basal. Y, de forma general, establece cuánta energía gasta tu cuerpo por unidad de tiempo, y cómo responde tu cuerpo a largo plazo según los cambios que experimenta.

Cambios como el hacer ejercicio...

... o el hacer dieta.

Estas modificaciones en tu índice metabólico pueden ser positivas o negativas. Y pueden llegar a ser permanentes.

Shortcode could not be rendered

A continuación descubrirás cómo las dietas que has hecho en tu vida han afectado tu índice metabólico

Lo que te diré probablemente no te va a gustar.

Pero es necesario que lo sepas si deseas reactivar tus mecanismos naturales de quema de grasa, llevar una vida libre de dietas, y nunca más preocuparte por el efecto yoyo.

​Hola, soy Maricarmen Grisolía, creadora de minuevadieta.com.

Soy Dra. en Fisicoquímica, madre de tres, y apasionada de la nutrición y la vida saludable (además de una Coach Certificada experta en el tema).

Luché con mi peso durante más de 15 años.

Intenté adelagazar por todos los medios imaginables, pero al final siempre recuperaba todo el peso perdido. Y a veces hasta algunos kilos más.

Después de dejar la última dieta que hice en mi vida (la Dieta Dukan) y de dedicar mucho tiempo a aprender de los mejores expertos en nutrición del mundo, fui finalmente capaz de diseñar un sistema ideal para ayudar a las víctimas de las dietas milagro y de los sistemas agresivos de adelgazamiento.

Gracias a este sistema que diseñé las personas podían incorporar los alimentos que necesitan, revertir los daños en su metabolismo, evitar sufrir el efecto yoyo, despertar el poder quemagrasa de su cuerpo... y todo mientras mejoraban su salud y su bienestar.

Hoy por hoy tengo la suerte de decir que he ayudado a más de 950 personas de 17 países del mundo a abandonar el ciclo sin fin de las dietas que no les dejaba lograr nada, sino que les hacía empeorar y poner en peligro su salud.

Ahora, gracias a este sistema, tienen las herramientas y el conocimiento para poder mantenerse delgados y felices sin mayores esfuerzos. Más que todo, no necesitarán volver a seguir ninguna dieta nunca más.

Lo he llamado Sistema DIA.

En esta serie de artículos te mostraré lo que estas personas lograron con este sistema, y cómo puede ayudarte a ti al igual que les ayudó a ellos a librarse del efecto yoyo y acelerar la quema de grasa fácilmente.

Al igual que tú, yo intenté perder peso siguiendo todo tipo de dietas y métodos adelgazantes. Incluso probé la Dieta Dukan y tuve resultados buenísimos al comienzo.

Pero cuando me di cuenta de lo que venía después en la dieta se me acabó la felicidad.

Cualquier tipo de fruta estaba prohibida. Tenía que seguir alternando días en los que sólo comería proteína. Las benditas dos cucharadas de salvado de avena eran obligatorias y de por vida (eso sí, de la marca Dukan, que era la más cara). Y en caso de querer algo dulce se podía tomar Coca-Cola Light a voluntad.

No hace falta ser un genio para darse cuenta que algo así no puede ser saludable.

Sin embargo, a mí me llevó varios días más de investigaciones el descubrir cuáles eran los peligros reales de no consumir frutas ni verduras (o muy pocas) y de comer un exceso de proteínas sin apenas un aporte de grasas.

Había tomado mi decisión: esta dieta la dejaba YA.

Pero, ¿cómo evitar recuperar los kilos que había perdido hasta ese momento?

Y además, ¿qué iba a hacer para seguir bajando y perder los kilos que todavía llevaba encima?

Apenas estaba por descubrir lo peor

A la par de mis investigaciones sobre cómo evitar el efecto yoyo y poder seguir perdiendo peso, salían cada vez más titulares sobre la dieta Dukan, que ganaba terreno en España pero lo perdía abruptamente en Francia.

Una encuesta realizada a más 2200 personas que habían seguido la dieta Dukan hacía un año o más reveló que cerca del 80% recuperaron todos los kilos que habían perdido.

Esto incluía gente que había perdido 10, 20 y hasta 30 kilos. Y que vieron todos esos kilos volver luego de 12 a 36 meses. Algunos quedaban incluso hasta más gordos que al inicio.

¿Te das cuenta de lo que eso significa? El esfuerzo de miles de personas que habían hecho la dieta no había servido de nada.

Peor aún... no sólo perdieron su esfuerzo, sino que habían perdido su tiempo. Un tiempo que no regresará.

¿No habría sido mejor que en esos meses se hubiesen dedicado a aprender cómo adelgazar saludablemente, cambiando de verdad verdad sus hábitos alimenticios?

Al final no sólo habrían adelgazado, sino que estarían preparados para no volver a engordar nunca más...

Yo sé que quizás la idea del "cambio de hábitos" no suena muy atractiva y parece más trabajosa y difícil.

Pero te juro que hacer dietas desequilibradas y restrictivas requiere un esfuerzo muchísimo mayor, y no ofrecen ningún resultado positivo real a largo plazo.

Déjame mostrarte.

Las dietas NO te hacen perder peso, sino tiempo, esfuerzo, y salud...

El efecto yoyo, o efecto rebote, es el fenómeno que se produce cuando una persona pierde peso durante la dieta pero, una vez finalizada, recupera el peso perdido (y hasta un 20% adicional).

De hecho, la mayoría de la gente que se pone a dieta pierde su peso máximo a los 6 meses, y luego de eso comienzan a engordar de nuevo... pero muy lentamente.

Tan lentamente, que en algunos casos no se dan cuenta sino hasta que ya es demasiado tarde.

Los estudios muestran que el 95% de las personas que se someten a dieta terminan recuperando el peso perdido (y unos kilos más extra) al cabo de uno o dos años.

Por muchos años yo formé parte de ese 95% y puedo decirte que cuando te pasa esto te sientes horrible.

Es como si todo tu esfuerzo lo tiraras a la basura.

Tanto sufrir para cumplir con la dieta. Tanto aguantar hambre y aguantarte las ganas de comer las cosas prohibidas. Tanto tener que lidiar con la gente, con tus amigos, con tu familia...

Todo ese trabajo para que al final termines con más kilos que con los que empezaste.

Si te ven ahora te dirán: "Lo sabía, siempre te pasa lo mismo, nunca eres capaz de terminar ninguna dieta".

Y tú con los kilos de más que ya ni sabes dónde meterte. Te sientes fatal.

Hay una forma de dejar todo ese mundo de dietas y sufrimiento atrás.

Pero para poder explicarte cómo hacerlo, necesito que entiendas primero por qué te ocurre el efecto rebote.

Y no, no es porque comes más de lo que deberías o porque no haces ejercicio.

Sí, te estoy diciendo que el hecho de darte un atracón y caer en un descontrol alimenticio total luego de cada dieta NO es la razón por la que recuperas los kilos perdidos.

La verdadera causa del efecto yoyo es mucho más oscura de lo que piensas

En realidad, la razón por la que engordas luego de hacer dieta tiene muy poco que ver contigo y con tu fuerza de voluntad.

Sufres efecto yoyo porque tu Indice Metabólico ha disminuído.

En lugar de mejorar tu salud, equilibrando tus hormonas y optimizando tu metabolismo, la dieta te ha dejado con un Indice Metabólico muy bajo.

Hay dos razones por las que las dietas disminuyen el Indice Metabólico:

  • La cantidad de calorías ingeridas es mucho menor de lo que debería ser
  • Elimina o minimiza el consumo de algún macronutriente (usualmente carbohidratos y/o grasas)

Si tu Indice Metabólico es bajo, tu cuerpo no es capaz de disminuir fácilmente la grasa acumulada, y tiene tendencia a engordar con todo lo que comes, incluso si son pocas cantidades.

Has entrado en "modo almacenagrasa"

En un estudio publicado en el New England Journal of Medicine en el año 2011 los científicos encontraron que incluso un año después de haber adelgazado con una dieta, las hormonas se comportan como si todavía estuvieses a dieta.

Estos científicos compararon los niveles hormonales de varias personas antes y un año después de haber realizado una dieta. Resulta que un total de seis hormonas estaban desbalanceadas en una dirección que aumenta el hambre.

Otro cambio dramático que encontraron es que el metabolismo disminuía al perder el peso y no volvía a aumentar luego de terminada la dieta.

¿Qué significa todo esto para ti?

Significa que, incluso un año después de haber terminado la dieta, quedas con las hormonas descontroladas mandándote señales para que comas más y más y engordes más y más, y encima con el metabolismo ralentizado por culpa de la dieta.

Es tu cuerpo que te obliga a engordar... ¡ni que hicieras un esfuerzo sobrehumano podrías evitarlo!

¡Es como si te dijeran que si tienes ganas de orinar y no te puedes aguantar es porque "no tienes suficiente fuerza de voluntad"!

No se trata de fuerza de voluntad

Se trata de bioquímica.

Se trata de hormonas, de metabolismo.

Se trata del estado en el que se encuentra tu cuerpo luego de haber hecho dietas milagro que sólo lo despojaron de nutrientes y lo llenaron de toxinas, lastimando tu metabolismo y tu capacidad para adelgazar saludablemente.

Mientras más dieta hagas más engordarás. Y mientras más veces tu cuerpo pierda peso y vuelva a recuperarlo, más difícil te será perderlo de nuevo.

En el fondo, cuando alguien hace una dieta restrictiva y desequilibrada, sabe que lo que está haciendo no es bueno para su cuerpo.

Yo lo sé.

Y tú lo sabes.

Sí, cualquier tipo de dieta puede hacerte perder peso si comes menos de lo que tu cuerpo necesita.

Pero, ¿no te importa dejar tu salud en el camino?

Además, si conocieras una forma de adelgazar sin pasar hambre, y comiendo sabroso pero de manera saludable para tu cuerpo, ¿no sería eso MUCHO mejor?

Si respondiste que sí (¡aunque sea en pensamiento!), estás en el lugar correcto 🙂

IMPORTANTE: Este es el primer artículo de una serie acerca de cómo las dietas están afectando tu metabolismo a largo plazo, y qué hacer para revertir los daños. Haz clic aquí para recibir todos los artículos de la serie en tu directamente en tu correo.

En el próximo artículo de esta serie te mostraré lo que debes hacer para lograrlo, y verás algunos ejemplos que he seleccionado de personas que ya aplicaron estos consejos y obtuvieron resultados maravillosos en cuanto a su pérdida de peso de forma totalmente saludable.

Además te hablaré un poco más de mi Sistema DIA, por qué es tan efectivo, y cómo funciona.

¡Hasta pronto!

Maricarmen Grisolía
Dra. en Fisicoquímica, Coach Nutricional Certificada, Entrenadora JNl Fusion

PUNTOS CLAVE DE HOY:

  • El Indice Metabólico mide la capacidad de tu cuerpo de producir y utilizar la energía, y está afectado por factores como el ejercicio y la alimentación, con modificaciones que se pueden mostrar a largo plazo.
  • Entre el 80% y el 95% de personas que hacen dieta recuperan todo el peso perdido luego de 12 a 36 meses, y engordan hasta un 20% más.
  • Esta recuperación y aumento de peso, conocido como efecto rebote o efecto yoyo, se debe a una disminución del Indice Metabólico que, en algunos casos, es irreversible.
  • Existe una forma de comer que permite adelgazar de forma realmente saludable, a la vez que se mejora el balance hormonal y el metabolismo.

¿Has sufrido alguna vez el efecto yoyo?

¿Has logrado perder peso con mucho esfuerzo, para luego terminar recuperándolo todo casi sin darte cuenta? ¿Crees que quizás te encuentres en modo almacenagrasas? ¿Quieres acabar ya con este ciclo de dietas milagro y efecto yoyo?

Comenta a continuación para conocer mejor tu experiencia y poder ayudarte mejor: